Blogia
Elogio de la brevedad

EL HUEQUITO, de Eduardo Espósito

EL HUEQUITO, de Eduardo Espósito
 
Se miraron sorprendidos.
El diálogo visual que mantuvieron, más el mutuo encogimiento de sus hombros, fue suficiente para ambos.
-Vino fallado -dijo Él.
-Yo no tengo la culpa –dijo Ella.
Pero ahí estaba: colorado, berreante y con ese dichoso agujerito en mitad de la panza.
-¿Y si se lo tapamos con una piedrita?
Ella frunció el ceño.
-¿Y si respira por ahí?
-¿Y si…?
Un mono chilló en los abedules.
Caín lloró y Eva acercó un pecho.
Aún temía que la leche se escapara, por el huequito recién cicatrizado.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

María Laura -

Eficacia. Síntesis. Ironía. ¿Qué más se puede pedir?.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres