Blogia
Elogio de la brevedad

LOS SECRETOS, de Jorge Hirsch

LOS SECRETOS, de Jorge Hirsch
El filo plateado de la ladera encegueció a los escaladores. El cielo, se desplegó como el fondo de un escenario dejando en primer plano a la invencible montaña. Un coloso de diez mil metros recién descubierto que relegaba a la categoría de enanos a los ya conocidos.
Ataviados con sus equipos de alta montaña, los tres escaladores reflejaban  el entusiasmo en las caras, además del temor  por la empresa que debían enfrentar.
A las seis de la mañana abandonaron el lunar insignificante, apenas visible a la distancia, y que los cobijara durante la noche fría, y emprendieron los últimos doscientos metros de ascenso hasta la cumbre. La temperatura era tan baja que todo se cristalizaba lentamente. Aun más grave fue que las máscaras de gas no resistieron esas temperaturas y privaron a los intrépidos escaladores del vital oxigeno. El temor a perder la conciencia fue la mayor preocupación de los hombres. Pero decidieron continuar dada la corta distancia que los separaba del éxito.
Exhaustos, fueron cayendo uno a uno hasta quedar tendidos sobre el lecho blanco de la ladera. La desesperación se apoderó de ellos. De pronto, una visión que descendía de la cumbre los paralizó. Una legión de dioses coléricos bajaba desde la cima para resguardar los secretos del Olimpo.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Gus... -

Excelente cuento Jorge, un gustazo leerte.
Un abrazo enorme Gus...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Ricardo Rubio -

Hay que subir o morir en el intento. Muy bien Jorge.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres