Blogia
Elogio de la brevedad

CAMILA Y LA MARIPOSA BLANCA (Cuento Infantil) de Jorge Alberto Baudés

CAMILA Y LA MARIPOSA BLANCA (Cuento Infantil) de Jorge Alberto Baudés

—Mirá mamá, una hojita de tu libreta se voló con el viento.

—No, Cami, es una mariposa blanca.

—Y muerde la marisopa?

—No mi amor, se llama mariposa y es buena.

—Y también linda, má.

—Es el premio que le dio la naturaleza por trabajar tanto.

—¿Qué, es empleada como papá?

—No, Camila, ella es muy laboriosa y teje un capullo del que después sacan la seda.

—¿Como tus medias, má?

—Sí, las que se rompen tan seguido.

—Y la puedo tocar?

—Claro, ¡pero se volará antes de que te acerques mucho!

—Mirá mamá, la agarré con los dedos, pero parece triste... ¡No tiene colores!

—Bueno, hija, así lo decidió la madre naturaleza.

Camila se quedó callada, en un rincón cantando bajito mientras contemplaba a su pequeña mascota tratando de no lastimarla.

—¿Qué hacés, Camila? —musitó su madre sorprendida por tanto silencio. 

Al darse vuelta, la niña dejó escapar junto con su amiga marisopa (digo, mariposa), una sonrisa cómplice. Por el suelo quedaban desparramados varios crayones de colores, similares a las alas de su amiga que, coqueta y pintarrajeada, volvió a retomar su vuelo, luego de recuperar su libertad... y sus alas, paleta de pintor.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres