Blogia
Elogio de la brevedad

TRÍPTICO, de Ezequiel Wajncer

GOLOSINAS
 
   Érase una vez un hombre a punto de comerse una barrita de chocolate. Al instante se da cuenta de que antes de comerse la golosina por completo debe comerse la mitad, y antes un cuarto de barrita, y antes un octavo, y antes un dieciséisavos, y antes un treinta y dosavos, y antes un sesenta y cuatroavos, y antes ciento veintiochoavos, y antes... A esa altura de la ingesta especulativa, como es natural, vomita; ya se encuentra muy lleno.
 
 
TITULARES
 
   "Estalló el verano", anunciaron los titulares.
   Debido a la magnitud de la explosión, los cadáveres destrozados de los turistas tuvieron que ser recolectados, incluso, de playas aledañas.
 
 
ÓSMOSIS
 
   No es Cortázar, pero usa barba y pronuncia con cierta dificultad la rr. Por las noches vomita conejitos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

2 comentarios

Marta -

En la literatura, la matemática también existe. Muy bueno!

María -

¡Muy divertidos, me encantan!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres